"Comienzas Al Final…"

Comienzas vacío, empiezas con nada, empiezas con el vacío…

Si has leído de las notas de Bono sobre Songs Of Experience habrás entendido un poco más acerca de donde vienen las temáticas de las letras del disco nuevo.

La banda invitó al cineasta y fotógrafo Matt Mahurin a trabajar con Jacknife Lee en un corto para capturar visualmente algunas de esas ideas y marcar el lanzamiento de Songs Of Experience.

El resultado es Liner Notes – un corto de Matt Mahurin, narrado por Bono. Estrenado el mes pasado en Apple Music, U2.com ofrece a sus suscriptores el video antes del lanzamiento general más adelante esta semana.

Fuente: U2.com

Songs Of Experience nos provee de una genuina razón para enamorarnos nuevamente de U2

Después de un evento misterioso que le cambió la vida, Bono dice que la historia de U2 es demasiada valiosa y que no pueden separarse o morir

En el invierno europeo pasado, algo le sucedió a Bono que cambió todo.

No tuvo nada que ver con su serio accidente de bicicleta de New York o con su aparición en los Paradise Papers.

Fue, literalmente, una cuestión de vida o muerte.

En sus notas para el disco nuevo de U2, el orientado hacia el futuro y afirmador de la vida, Songs Of Experience, el cantante menciona su roce con la mortalidad, un susto en la salud que lo sacudió hasta el corazón.

Yo mismo recibí un shock a mi propio sistema, un shock que me dejó aferrándome a mi propia vida como a una balsa, escribe.

Es una experiencia que te detiene.

Se describe frente a una pared con mis manos sobre mi cabeza… la fuerza gritándome que no me mueva.

Como ahora sabemos, la vida continua para el irlandés de 57 años, que comanda el escenario mundial pero que de repente se siente tan vulnerable.

Bono mantiene una firme cubierta sobre los detalles exactos, pero me ha permitido acceder a su corriente de pensamiento acerca de su trauma de cuerpo y mente.

No me detendré en eso, agrega. No quiero nombrarlo. En un mundo de reality televisivo de melodramas menores/mayores, puedo evitarlos a todos.

Debemos respetar su derecho a la privacidad médica, pero está claro que Songs Of Experience es un disco diferente por lo que le pudo suceder.

Aunque se siente fantástico ahora, más fuerte que nunca, sugiere que las canciones tienen un impulso detrás de ellas que demuestran la turbulencia que estuve sintiendo al momento de componerlas.

El disco refleja una crisis de fe en Bono por la que tuvo que luchar aun más fuerte y reconoce un mundo cambiando en su eje político, donde los extremos están reemplazando la tolerancia, donde la democracia está bajo asedio.

La Costa Oeste, referenciada en Summer Of Love por ejemplo, no está ubicada en la familiar y opulenta costa norteamericana, sino que en el Mediterráneo donde el conflicto de Siria alimenta a Europa de la devastadora crisis de refugiados.

Mientras el tema parece pesado, el disco está lleno de ganchos melódicos, letras sinceras y voces al mando, todo esto dando un lustre brillante y vibrante por los productores en jefe, Ryan Tedder (Adele, Beyonce) y Jacknife Lee (The Killers, Snow Patrol).

La semana pasada, estuve hablando con dos aliados de Bono, el guitarrista The Edge, por teléfono desde Los Angeles, y el bajista Adam Clayton, en una tranquila esquina de un pub en Maida Vale, Londres.

Están encantados con el disco nuevo, del que creo que es el mejor disco de U2 desde el cambio de siglo, pero reconocen el reciente stress en su frontman.

En 2014, cuando me reuní con los cuatro miembros, en una idílica y soleada mañana de otoño, en el sur de Francia, ellos hablaban de un rápido compañero de Songs Of Innocence.

Pero el enorme interés en el 30º aniversario de The Joshua Tree, con su extendida lista de conciertos festivos, fue solo un factor detrás de un largo período de gestación.

Cuando se trata de las complejidades de la maquinaria de U2, encuentro que The Edge es el que ofrece claridad y perspicacia.

Explica: Nos habíamos apresurado a tener Songs Of Experience para sacarlo a finales de 2016. Pensamos que casi lo teníamos finalizado… entonces un par de cosas sucedieron.

El Brexit y las elecciones de Estados Unidos arrojaron una luz completamente diferente, y Bono estuvo pasando por algunas cuestiones que tenían que ver con su salud que eran bastante profundas.

No estaba físicamente bien y se encontraba en un lugar en el que quería reconsiderar las letras.

A través de una combinación del clima global en el que se iba a lanzar nuestro disco y nuestras cosas personales, no parecía correcto salir tan de prisa.

Simplemente pensamos, ‘Tenemos que darnos un poco más de tiempo.’ Necesitábamos estar seguros que el disco estaba bien.

Clayton, elegante y cautivador como siempre, también elude el trastorno de Bono, pero amplia la discusión a toda la banda.

Estamos entrando en ese período de nuestra vidas en donde la gente puede morir de repente, dice.

Están teniendo enfermedades y piensas, ‘My Dios, no creí que eso le pudiera suceder a nuestra generación’.

Llega un momento en el que tenemos que cultivar un sentido de gratitud de que aun estamos aquí y, quizá, no tener enormes expectativas sobre la próxima semana, o mes, o año.

La historia de esta banda es preciosa y nos dimos cuenta que no necesitamos romper, no necesitamos morir, y que el legado de lo que hacemos debe continuar. En las notas de Bono, habla de ser desafiado por su amigo, el poeta Brendan Kennelly a escribir como si estuvieras muerto.

La mortalidad está en su mente cuando dice sobre las canciones nuevas: A muchas de ellas me acerqué con la sensación de que quizás no esté por ahí para escucharlas en la radio o en esas cosas de streams.

He perdido a muchos de mis héroes, Leonard Cohen, David Bowie, Prince… había pensado mucho acerca de no estar ahí, así que hice estas canciones como cartas de amor.

Hay cartas afectuosas para la esposa y amor de la vida de Bono, Ali, tituladas You’re The Best Thing About Me y Landlady.

El término Landlady, un título de canción que creerías un tanto extraño [Casera], es usado porque Ali pagaba la renta cuando los cuatro soñadores sin plata se machacaban en una van golpeada tratando de hacer a U2.

La contagiosa Get Out Of Your Own Way, que seguramente se convertirá en un himno en vivo, está llena con esperanzas y miedos de un padre para con sus hijas Eve y Jordan, completa con una coda dirigida a sí mismo incluyendo esta sorprendente línea…

Bienaventurados los asquerosamente ricos, porque solo puedes poseer lo que regalas… como tu dolor.

The Little Things That Give You Away, señala y autocritica, habla de las palabras que no puedes decir, tu gran boca en el camino y es la carta del cantante a sí mismo.

Y Love Is Bigger Than Anything In Its Way, da consejos conmovedores a los hijos de Bono, Eli y John, a lo que Clayton dice que tiene esa clásica vibra de ‘Father And Son’ de Cat Stevens.

The Showman (Little More Better) se dirige a las legiones de fieles fans de U2 y es, dice Bono, una carta para cualquiera que se enamore de la fanfarronada del artista con demasiada/poca confianza.

Dimos a luz estas canciones, pero es nuestro público quienes le dan vida y significado a ellas, resuelve.

Dos canciones tienen la palabra luz en el título, Lights Of Home [Luces Del Hogar], compuesta en conjunto con la banda de chicas Haim, y 13 (There Is A Light) [13 (Hay Una Luz)], que obtiene esta explicación de Clayton.

Hay un montón de canciones acerca de la luz en el repertorio de U2. Es una imagen de fe y, obviamente, la gente estando cerca de experiencias mortales describe ver una luz brillante. Así que estos son temas de los que se habla.

Lights Of Home no podría ser más clara, abriendo con el sentimiento: No debería estar aquí porque debería estar muerto. Puedo ver las luces frente a mí.

Mientras los sentimientos personales recorren las canciones como sangre fluyendo por las venas, también hablan en un nivel universal. Podría ser cualquier compañero, cualquier niño, cualquier miedo, cualquier peligro, cualquier esperanza.

Se exploran temas más amplios en The Blackout, basada en batería y bajo, que comenzó, como The Edge lo explica, como una canción acerca del accidente de Bono, pero que se reescribió para explorar el colapso de la democracia.

Sin embargo, no todo es sombrío, como lo explica Bono en sus notas: ‘Sin embargo, si quieres ver a las estrellas,’ dice Annie Dillard (autora norteamericana), ‘encontrarás que la oscuridad es necesaria.’

American Soul, una de las dos canciones con la especial participación del voluptuoso rapero Kendrick Lamar, retoma una noción familiar de Bono… que los Estados Unidos no es solo un país sino que una idea, una que está severamente comprometida.

Sobre Red Flag Day, inspirada en los refugiados, The Edge dice: Originalmente, estaba en la pila de canciones que no serían parte del disco, a principios de este año, la hicimos una prioridad, porque había algo muy poderoso en ella.

La tapa del disco, realizada por el fotógrafo de U2, Anton Corbijn, resume lo que está dentro con el hijo de Bono, Eli, de la mando de Sian, la hija de The Edge.

La inocencia está representada por los pies descalzos, pero el mundo problemático está a la vista al simbolizarse por el casco militar M1 de Estados Unidos posado en la cabeza de Sian.

The Edge, dice: Sabíamos que queríamos algo que resonara con Songs Of Innocence, que tiene a Larry y a su hijo. El casco es el punto. Si solo hubieran sido ellos dos, hubiera sido como un poco meloso pero el casco militar le da un poco de tensión.

También nos da una conexión al disco War, así que la iconografía de U2 está siendo reutilizada. Tiene una combinación de inocencia y algo más que está sucediendo.

A pesar de evocar una creciente sensación de inquietud, el disco es notable por el sonido agradable de muchas canciones. Son canciones apropiadas, coincide The Edge.

Aunque ciertas canciones son bastante intensas, un sello distintivo de este disco es que es muy accesible, tiene mucho de vitalidad y poder melódico.

Si al menos un puñado de ellas no terminan convirtiéndose en 20 años en alimento para pianistas de salón de Holiday Inn, o música ambiental en un ascensor, entonces habremos fallado. Queremos que este material entre en el lenguaje.

Es bastante aparente que el retraso y el subsecuente reinició del disco le ha dado una frescura y urgencia que, de otra manera, le podría haber faltado.

De alguna manera, la banda ha logrado capturar algo de lo tenso y menos complicado sonido en vivo de U2 en el estudio.

Clayton sugiere que la observación general para Songs Of Experience es afirmativa y positiva.

Todos sentimos que no hemos terminado, revela. Hay una gran cantidad de personas de edad que creen que no pueden hacer rock and roll después de una edad de 35 años, pero eso no es verdad. Puedes ser muy subversivo en la vida posterior.

El adolescente fue una invención de los cincuenta y el enfoque fue una expresión de adolescencia. Olvidamos que todos los demás tuvieron experiencias maravillosas, también. Songs Of Experience es un intento de U2 de ser dueños de nuestra edad.

Clayton continua, ha habido un intento de mirar hacia atrás en nuestra posición, que está enrarecida de muchas maneras, pero también hay humanidad en nuestra experiencia compartida.

A los 57, ves el tiempo por delante tuyo de forma diferente al tiempo detrás tuyo.

La última palabra es con Bono, que escribe: Quise sumergirme desnudo en estas canciones de la experiencia, no solo nadar desnudo en las que amo, quise sacarme la piel.

Estar constantemente en el centro de la atención ha hecho de U2 un blanco fácil. Solo piensa en la reacción negativa a Songs Of Innocence con respecto a la alianza con Apple o el reciente escándalo fiscal de su cantante.

Pero Songs Of Experience nos provee de una genuina razón para enamorarnos de nuevo con cuatro oportunistas (palabra de Bono, no la mía) de Dublín que lo hicieron a lo grande.

Fuente: TheSun.co.uk

CANCIONES DE LA EXPERIENCIA

Comienzas al final
Comienzas vacío
Empiezas con nada
Empiezas con el vacío

El amor es todo lo que nos queda…

Tal vez fue el Dalai Lama quien dijo que cualquier meditación sobre al vida tiene que empezar con uno en la muerte. Suena un poco triste. No a mi. Perdí a mi madre cuando tenía 14 años y aprendí mucho de su partida. Desearía que nunca hubiera pasado, desearía haber sido mayor pero como un adolescente, mirando fijamente al vacío, ahí fue donde cierta fuerza vital cobró impulso en mí, cuando comenzó un cierto desafío.
Desafiar las probabilidades, desafiar las expectativas de las personas, desafiar la muerte… por sí mismo.
Despojar de su poder sobre mi o sobre cualquier otra persona.
(Era exagerado incluso entonces…)
Recuerdo leer “y la muerte no tendrá el dominio” de Dylan Thomas.
Gran poema. Creí eso. Aun lo hago.
En algún lugar del camino descubrí a la alegría como un acto de desafío… y el desafío era la esencia del romance.

Nada que impida que sea el mejor día de todos,
nada que nos mantenga lejos de donde deberíamos estar.
Yo quería el mundo, pero tu lo sabías mejor,
y todo lo que tenemos es inmortalidad

La banda ha pasado muchos veranos en el sur de Francia, es un lugar que nos ha salvado de nosotros mismos, nos reintrodujo al amor en nuestras vidas, a nuestras familias, a nuestra música. Noches que se ponen juguetonas con las mañanas, tardes con el sol batiendo a la basura del día. El sol burlándose de nuestro irlandismo de que solo somos blancos. Somos rozados.
El Mediterráneo se sienta allí como un lago, trayendo calma que raramente encuentro en otra parte. Pero en los últimos veranos, ha habido un cierto presentimiento de lo que solía ser un horizonte tan plácido. Ya sea que podamos verlo o no, una vez que leímos las noticias y vimos las imágenes, pudimos sentirlo.

La guerra en Siria estaba justo al otro lado del agua.

Cuando todo está perdido descubrimos lo que queda,
oh, los mismos océanos cruzados,
para algunos es placer, para otros es pena.

He estado pensando sobre la Costa Oeste…

La costa oeste de Siria, en el mismo mar Mediterráneo, donde vimos a enfermeras y maestros, personas que se parecían mucho a nosotros sosteniendo fuerte a sus hijos, a unas pocas posesiones, aferradas a casi nada. A una esperanza, a un sueño de otra costa, un bote de goma, paletas de madera. Restos humanos arrastrándose en Turquía o Italia, quién sabe dónde…

Adam dirigió la atención de la banda al fotógrafo y cineasta Richard Mouse y a su instalación en Brooklyn, usando lentes termales militares filmó las vidas fantasmales de los refugiados. Nos dejó sin palabras. Una sombría pero extraordinaria visión. Así que el disco tiene dos canciones de amor con nubes fuertemente oscuras sobre ellas.
Cielos de petróleo.
Hermosos pero inflamables.

Summer Of Love
Red Flag Day

El invierno pasado yo mismo recibí un shock a mi propio sistema, un shock que me dejó aferrándome a mi propia vida como a una balsa.
Muchos de nosotros tenemos un roce con la mortalidad en algún momento, ya sea en nosotros o en alguien querido. Es una experiencia que te detiene.
Estuve detenido.
Frente a una pared con mis manos sobre mi cabeza… la fuerza gritándome que no me mueva.
No me voy a detener en esto ni extenderme. No quiero nombrarlo. En el mundo del melodrama de reality de la TV puedo evitarlos a todos.
Me siento fantástico ahora, más fuerte que nunca, pero estas canciones tienen su impulso detrás de ellas y se sentiría deshonesto no admitir la turbulencia que estuve sintiendo al momento de escribir.

El genio que yace detrás del genio de John Donne y el genio de unos pocos humanos me llevaron a salvo a la orilla, pero confieso, que en el camino, la fe que había guiado mi vida desde que era un joven, no solo no se profundizó. Fue superficial.

Tuve que pelear aun más duro por esa fe.
Para comprender “la pequeña voz quieta”.
Tuve que derribar las pantallas en este mundo.
Silenciar los sonidos de fondo y de primer plano. La interferencia.
Bajar el volumen de mi atestada mente para escuchar esa tranquila y suave voz que promete “la paz que sobrepasa todo entendimiento”.

Esa relación que tienes con Dios o lo que sea que quieras llamar Dios, es una relación que solo cede a la veracidad.
Tuve que enfrentar algunas mentiras que me había estado diciendo a mi mismo… mentiras como “mi cabeza era más dura que la tierra”. Hubo otros. Tuve que enfrentar a mi propio miedo y mi miedo al miedo mismo.
No hago eso muy fácilmente.
Pero la voz pequeña retornó, la que había escuchado por primera vez en la infancia.
El lenguaje es difícil de traducir, pero la remera dice: “libérate, para ser tu mismo, si solo pudieras verte a ti mismo.”
La voz de Iris, la voz de Dios, la vos de la amistad, ¿quién sabe?
Es poderosa. Es perspectiva.
El momento de regresar a casa. Para descubrir no que era un lugar. Eran rostros. Era más que unas pocas caras, pero su corazón fue mi hogar.
Ali.
La luces del hogar.
Siempre he sabido que la alegría no se puede forzar, eso es una fuente de una vida siendo vivida y siendo amado.
En el mensaje, la traducción de Eugene Peterson de la biblia, leí el salmo 100: “ingresa con la clave ‘¡gracias!’ y siéntete como en casa.”
Qué linea.
Fui en busca de la alegría que no se puede fabricar, que no está de la mano con la voluntad. La facilidad es mucho más fácil de falsificar.

Una píldora, una promesa, un caballo pasando de 10 a 1, un hermoso rostro para descubrir, una noche en la ciudad, risotadas con amigos geniales…
La alegría es algo diferente.
La música genial tiene alegría… los Beatles, Mozart, Beethoven, Aretha… The Ramones… hay tantos, no hay una lista definitiva.
La alegría incluso estalla de la furia.
“La ira es una energía,” cantó Johnny Lydon en los 80 con su banda Public Image Ltd. cuando U2 aun se estaban buscando.
Rabia contra la máquina.
“Rabia, rabia contra la muerte de la luz,” dijo Dylan Thomas. Ahí es donde la rabia vive.

Antes de empezar a escribir estas canciones de la experiencia decidí asumir el desafío del grandioso poeta, Brendan Kennelly. “Si realmente quieres llegar a donde la escritura vive,” me desafió. “Escribe como si estuvieras muerto.”
Es un desafío ir más allá del ego, más allá de preocuparme de cómo tus palabras afectan a las personas que te rodean.
Prioriza lo que deberías decir si crees que éstas pueden ser tus últimas aseveraciones.
Pensé que era una buena idea –hasta el momento en el que no era solo una idea con la que estaba jugando. Fue como una realidad que estaba jugando conmigo.
Me gustaría que las personas que escuchen estas canciones sepan que a muchas de ellas me acerqué con la sensación de que quizás no esté por ahí para escucharlas en la radio o en esas cosas de streams.

He perdido a muchos de mis héroes. Leonard Cohen, David Bowie, Prince… había pensado mucho acerca de no estar ahí, así que hice estas canciones de amor.

American Soul es una carta a Estados Unidos.
Un país que todavía se está inventando y reinventando, que ha sido la musa de esta banda desde la primera vez que vinimos de gira en los 80.
Y todos leímos Motel Chronicles de San Shepards, escuchamos a Patti Smith y llegamos a conocer al gran poeta Allen Ginsberg. Por años he estado molestando en el trasero de quien quisiera escuchar, tratando de explicar que Estados Unidos no es solo es un país, es una idea. Es una gran idea, también.
Pero mientras grabamos estas canciones sentimos que la de idea de Estados Unidos estaba siendo desafiada, incluso retorcido, en formas recientemente problemáticas.
El crecimiento de la derecha no es una sorpresa –está sucediendo en todo el mundo–pero verlo en los Estados Unidos, ver al Ku Klux Klan marchando en las calles de Charlottesville, sin esos disfraces y sombreros puntiagudos estúpidos, eso fue un nuevo nivel de absurdidad y peligro. Edge le describió como “la enfermedad mental del racismo” desenmascarada. ¿Por qué se sentían tan envalentonado? Hablar de prohibir a los musulmanes de Norteamérica por miedo a una amenaza terrorista sería como los británicos en los setenta y ochenta prohibiendo a todos los irlandeses en el Reino Unido. Por miedo a que uno de nosotros estuviera con el IRA. Por supuesto, que podríamos –pero no se puede prohibir el aire porque contiene un virus. Y así vimos la traición a aquellas palabras de Emma Lazarus, al pie de la Estatua de la Libertad, grandes palabras “dame tus cansados, tus pobres, tus masas acurrucadas anhelando respirar libremente…”
Sí, se sintió como una traición.

Cartas de amor…
The Showman es una carta de amor para cualquiera que se enamore de la fanfarronada del artista con demasiada o poca confianza, ya sabes, ese fenómeno, ¿de demasiada/poca confianza?, como sea, es una carta para cualquiera en el público. Dimos a luz estas canciones, pero es nuestro público quienes le dan vida y significado a ellas. La relación de artistas y público en U2 es un romance enloquecedor pero también es un desafío. Tiene que serlo. Hay un acuerdo. No tenemos que preocuparnos sobre a dónde van a ir nuestros hijos a la escuela o cómo afrontar las vacaciones familiares, pero a su vez nuestro público no tiene que preocuparse de que la banda no va a dar todo lo que tiene. (Le toma a U2 todo un tiempo finalizar nuestros discos, completar canciones, debido a esto.)
The Showman fue un gran demo pero solo se volvió una gran canción cuando Larry se sentó detrás de la batería y, en una sesión, logró toda otra toma de la canción.

Desde el principio, con Larry, Adam y Edge hemos firmado ese trato y difícilmente haya algo en el que no sea eso cierto, pero este conjunto de canciones nos costaron más de lo que esperábamos. El ego se vuelve menos maleable a medida que envejeces, ¿no es cierto? Mientras pusimos en forma a las canciones, ¿nos estábamos saliendo de nuestra forma? Creo que sobrevivimos, pero la mejor música de U2 ha salido de esa pregunta. Entonces, otra vez, los cantantes son las últimas personas que deberías escuchar cuando no están cantando. Los artistas son las últimas personas en las que puedes confiar en cuestiones relacionadas con su performance. Podemos reír cuando las cosas no son divertidas, podemos llorar en primer plano.
Miento para vivir
me encanta fingir
pero tu me haces verdadero
cuando cantas…

Cartas.
Hay cartas a los hijos e hijas.
Love Is Bigger Than Anything In Its Way
13 (There Is A Light)
Get Out On Your Own Way
A la compañera, a Ali.
You’re The Best Thing About Me (por supuesto, esa es fácil).
Está The Landlady (por supuesto).
La casera que me eleva en el aire, voy, voy a donde no me atrevo
Quien pagaba antes que tuviera dos peniques, quien proveía una cama y no se aburría cuando este escritor estaba escribiendo sobre si mismo. La pregunta que no podía sacarme la cabeza era ¿podría componer una canción para Ali, una canción de amor, una canción de exhortación, sin inducir el proyectil de vómito que es el sentimentalismo? Es difícil, quizá la humildad, si pudiera recordar qué era eso, ayudaría. ¿Humor?
Y nunca lo sabré
nunca sabré lo que piensan los poetas hambrientos
porque cuando estaba quebrado
fuiste tu la que siempre pagó la renta.

He estado gritando
qué tan malo puede ser un buen momento
disparando a mi boca…
Esa es otra gran cosa acerca de mí…
“Nunca sobreestimes el ego masculino cariño,” como lo expresó Marianne Faithfull. La crisis de medians edad de pensar que no la estás teniendo.
El amor siempre ha sido nuestro tema número uno, pero las dos canciones extras del disco no.
Tan frío como un contrato es el libro de tu corazón.
Quise escribir acerca de la pasión fría. Releí The Fisherman de Yeats donde habla de su deseo de una poseía “tan fría y apasionado como el amanecer”.
Traté de pensar a través de eso.
Esa es la belleza de la cicatriz
Ese es el contrato del corazón.
Es una especie de referencia al matrimonio, al compromiso de las relaciones. Hay un costo para las promesas hechas en el amor joven, pero que al final el costo nunca es lo suficientemente alto, ¿no es cierto?
(Pero vale la pena.)

Si está en algún lado, la escritura inteligente siempre descubre al escritor y quise sumergirme desnudo en estas canciones de la experiencia. No solo nadar desnudo en las que amo. Quise sacarme la piel.
Actuar siempre es como un striptease, pero escribir te descubre cosas que no sabías que llevabas puesto. Te expones. No estaba seguro que quien estaba hablando cuando escribía The Little Things That Give You Away, hasta que me di cuenta que era yo mismo y eso era un diálogo entre mi inocencia y mi experiencia. La inocencia arengando a la experiencia hasta que la experiencia se colapsa.
Te vi en las escaleras,
no te diste cuenta que estaba ahí.
Eso es porque estabas hablando
a mi y no a mi.
Un huracán está naciendo,
pero esta libertad
puede costarte tu libertad.

Hey, este no es momento para no estar vivo…

En el otro extremo de la experiencia, a través de la sabiduría, esperamos recobrar la inocencia. Alguien lo ha llamado “la segunda ingenuidad”.

El amor es todo lo que nos queda…
Un bebé llora desde el umbral de la puerta… lo único que se puede mantener.

The Blackout es una carta para el momento en el que estamos, la combinación de apocalipsis tanto personal como político. No solo el mastodonte del rock masacrado por el tiempo sino que también la democracia de los dinosaurios enfrentando la extinción.
¿Suena como melodrama? Bueno, ¿no es eso lo que queremos de la ópera? Grandes melodías, grandes emociones.
No creo que sea disparatado.
Después de todo, la democracia es un mero incidente en la historia. ¿Liberté, égalité, fraternité, no es una condición humana? Es una aspiración lograda por revoluciones sangrientas. Es un negocio sangriento y desordenado. Como en un trauma personal pero con distopía política. El apagón.
En la oscuridad,
donde aprendes a ver,
cuando las luces se apagan,
nunca lo dudes,
la luz que podríamos realmente ser.

“Sin embargo, si quieres ver las estrellas,” dijo Annie Dillard, “encontrarás que la oscuridad es necesaria.”
Es en la oscuridad donde realmente nos vemos a nosotros mismos.
Donde encontramos lo que somos.
Cuando nos quedamos con nada.

Comienzas al final
Comienzas vacío
Empiezas con nada
Empiezas con el vacío

Bono.

En su nuevo álbum, Songs of Experience, U2 ofrece consejos sin cinismo

Quienes no pueden soportar el lado serio de U2 que busca curar al mundo, podrían querer dejar de leer esto. La palabra “amor”, sin ironía y noble, aparece a lo largo de Songs of Experience, la secuela de larga gestación de su álbum de 2014 Songs of Innocence.

Mientras que Songs of Innocence estaba lleno de detalles biográficos joviales —tanto eufóricos como sombríos— de Bono, el cantante y principal compositor del grupo, Songs of Experience tiene una perspectiva más general, amplia y adulta. Le da preferencia a las lecciones y los arquetipos, no a las historias. Al igual que Songs of Innocence, el nuevo álbum contó con varios productores, y U2 claramente evaluó cada nanosegundo de sonido, ya fuera puliendo sus reverberaciones o administrando cantidades calibradas de distorsión. No es un álbum que corteje a nuevos fanáticos al cambiar radicalmente el estilo de U2: en vez de eso, reafirma el sonido que ha estado llenando estadios y coliseos durante décadas.

El disco también es un regreso al mercado comercial estándar. Apple hizo que Songs of Innocence fuera un regalo que de pronto apareció en los archivos tanto de fanáticos como de no fanáticos en todo el mundo. Muchos lo consideraron una invasión corporativa en vez de un regalo, lo cual generó una respuesta negativa que amenazó con eclipsar las respetables canciones del álbum. Songs of Experience, el decimocuarto álbum de estudio de U2, tiene un lanzamiento más convencional.

Bono ha descrito Songs of Experience como una colección de cartas a la familia, los fanáticos y Estados Unidos: mensajes y advertencias de un personaje público con una mentalidad global. Durante gran parte de la producción, U2 se dispone a contrarrestar la furia, la desolación y el escepticismo de 2017 con grandes dosis de optimismo.

Hay una tentación de predicar y algunas de las canciones son homilías descaradas. Las canciones de inicio y cierre del álbum (antes de la canción extra) se llaman “Love Is All We Have Left” y “Love Is Bigger Than Anything in Its Way”. La canción con la que inicia es una bendición celestial que se desarrolla por encima de cuerdas trémulas, y declara: Nothing to stop this being the best day ever (No hay nada que evite que este sea el mejor día de la historia), mientras que el final es el gran crescendo de una marcha, un himno de estadio en el que dicen: When you think you’re done, you’ve just begun (Cuando crees que estás acabado, tan solo estás empezando).

Sin embargo, en medio, hay más ambivalencia, humor, autocuestionamiento y un propósito explícitamente político. “You’re the Best Thing About Me”, con ese alegre salto en su melodía y la guitarra veloz de The Edge en el centro, es una canción de amor que se convierte en una advertencia: Las mejores cosas son fáciles de destruir. El ritmo alegre al estilo de la década de 1950 de “The Showman (Little More Better)” le da a Bono un trampolín para burlarse de su papel como cantante pop: Making a spectacle of falling apart is/ Just the start of the show (Hacer el espectáculo de desintegrarse/ solo es el inicio del show).

Mientras tanto, U2 ha estado pensando mucho en los migrantes. “Red Flag Day” —con los veloces acordes sincopados de la guitarra rítmica de The Edge, el bajo de Adam Clayton y la batería de Larry Mullen Jr. que se funden como The Police— comienza como un jugueteo en un paraíso mediterráneo en la playa, pero termina con una reflexión acerca de los migrantes ahogados en esas mismas aguas.

El ritmo con un tono aterciopelado de “American Soul” comienza como un tributo de la banda irlandesa al rock estadounidense, pero después alaba la idea de que Estados Unidos pueda darle la bienvenida a los extranjeros de todo el mundo: For refugees like you and me/ a country to receive us/ Will you be my sanctuary/ Refu-Jesus! (Para refugiados como tú y como yo/ el país que nos reciba/ será mi santuario/ ¡Refu-Jesucristo!”).

Sin embargo, incluso la fe y la esperanza de U2 tiene sus límites en la era del brexit y de Donald Trump. “The Blackout” tiene un ritmo aplastante de cuatro sobre la pista y un efecto de guitarra que recuerda sutilmente a “Mysterious Ways”, pero no es música de fiesta.

Las letras se preguntan si la democracia está enfrentando una “extinción”: A big mouth says the people they don’t want to be free (Un bocón dice que la gente no quiere ser libre). El coro continúa con insistencia: When the lights go out, don’t you ever doubt/ The light that we can really be (Cuando las luces se apagan, no dudes nunca/ acerca de la luz que de verdad podemos ser). No suena a amor… suena a resistencia.

Fuente: NYTimes.com

Songs Of Experience de U2 está lleno de desesperación y ganchos sustanciosos en igual medida

Por Neil McCormick
Puntuación: ★★★★☆

El 14to disco en estudio de U2 abre con una de las más vulnerables y frágiles canciones de su carrera de 41 años. “Love Is All We have Left” se llena de cuerdas y sintetizadores estremecedores, con la voz cercana y resquebrajada de Bono mezclándose con un “auto-tune” mientras conjura una canción de cuna de la era espacial para un apocalipsis inminente. Este no es momento de no estar vivo, canta.

Es una corta, extraña y dispersa viñeta, su belleza espectral es interrumpida por un retorcido riff de guitarra cuando la veterana banda enciende el poder, y se lanza exultante a “Lights Of Home”, un fuerte himno rozando la experiencia cercana a la muerte (No debería estar aquí, porque debería estar muerto) para alcanzar la luz al final del túnel. Libérate para ser tu mismo, voces corales comandan en un propósito de coda construido para el acompañamiento de las masas. Esto está, seguramente, más cerca de la idea que la mayoría de los oyentes tienen de U2 como una banda de rock optimista, inspiradora y creadora de himnos. Y Songs Of Experience está lleno de esos momentos: ganchos sustanciosos combinados con aforismos para cantar en masa (¡Sal de tu propio camino! El amor es más grande que cualquier cosa en su camino). Pero el sonido de un hombre en conflicto y crisis también corre a través del centro de esta colección altamente personal de canciones, subvalorando y, en última instancia, profundizando el espíritu de lo que puede hacer positivismo.

Songs Of Experience es el compañero de Songs Of Innocence de 2014 (el que fue, controversialmente, regalado en iTunes, lo quisieras o no). Incluso reutiliza algunos temas. Una fantástica coda descartada de “Volcano” de aquel disco, regresa como un gancho para un himno político anti-Trump, “American Soul”. La canción de cierre “13 (There Is A Light)” es una tierna reelaboración de “Song For Someone”, cambiando su enfoque de Ali, la esposa del cantante, a sus cuatro hijos, instándolos a sumar fuerzas para enfrentar tiempos inciertos: Se que el mundo está terminado, pero tu no tienes que estarlo.

Como letrista en jefe de U2, Bono ha estado en su momento más confesional en estos dos discos. Innocence fue una autobiografía en retrospectiva a las fuerzas que formaron el crecimiento de U2, sus texturas pop filtradas a través de sus nuevas raíces rockeras, como si el disco debut Boy estuviera siendo revisionado a través del prisma de un adulto. En Experience, el mismo Hombre está en medio de la crisis de la mediana edad, confrontando problemas en el mundo y consigo mismo. Fue concebido por Bono como una serie de cartas para seres amados, algo que podrías escribir si supieras que vas a morir. Ha habido indicios de un susto con la salud en recientes entrevistas, aunque la gran sorpresa para aquellos que lo conocemos desde hace tanto como yo, es que admite su primera crisis real de fe. Oh, Jesús si aun eres mi amigo / ¿Qué diablos has hecho por mí? Clama en “Lights Of Home”. A veces el final no está llegando, el final está aquí, canta con un tono de desconcierto en la balda existencial “The Little Things That Give You Away”.

El optimismo familiar de U2 aun está presente en canciones de buen humor como “The Showman (Little More Better)” y “Landlady”, pero están socavadas por la ineludible impresión de que es música hecha para mantener el pesimismo a raya. Mientras tanto, las luchas personales se vuelven explícitamente políticas en la secuencia más impactante del disco, donde se mueve desde forcejear con el balanceo a la derecha de América en “Get Out On Your Own Way” (Tienes que morder / El rostro de la Libertad comienza a resquebrajarse / Tenía un plan hasta que la golpearon en la boca / Y todo se fue al sur) al costado humano de la crisis de refugiados de Europa en “Summer Of Love” (En los escombros de Aleppo / Flores radiantes en las sombras).

Musicalmente, sin embargo, Experience es quizás su disco más hecho a la antigua, en parte porque ya no confían en conjurar en paisajes sonoros de ciencia ficción para compensar sus limitaciones musicales. La interpretación del bajo de Adam Clayton nunca ha sido tan ágil, la batería de Larry Mullen nunca había sido tan libre en espíritu. Incluso, The Edge, el guitarrista inventivo parece menos dependiente de los efectos, saboreando los jugosos acordes Beatle y con solos de guitarra slide cuidadosamente articulados. Sin embargo, como fanático de siempre, no estoy enteramente seguro de aprobar este desarrollo. Hay tonos armónicos del soft rock de California de Fleetwood Mac, mientras “You’re The Best Thing About Me”, ensaya la obscenidad de los Rolling Stones – el tipo de banda que los jóvenes U2 querían barrer pero que ahora citan como modelos a seguir. Jacknife Lee y todo el equipo de productores e ingenieros innovadores han sido incorporados para darle a todo un pulido sónico detallado, dinámico y actualizado, pero solo una de las canciones, “The Blackout”, empuja hacia el tipo de energía audaz cyberpunk de Achtung Baby. Esta es una banda que quizás ahora esté más ansiosa por participar en la radio y en los charts con sus sucesores, Coldplay y The Killers, pero podría obtener mejores resultados siguiendo sus propias trayectorias artísticas.

Pero como el título lo aclara, Songs Of Experience no es el trabajo de hombres jóvenes. Muestra a U2 en su forma más madura y segura, tocando canciones de pasión y finalidad, impregnadas y amenizadas con un penetrante rayo de desesperación. El showman te da la primera fila de su corazón / Haciendo un espectáculo del desmoronamiento, canta Bono con humor desafiante en “The Showman”, y es este el espectáculo que hace a Experience tan cautivador. Un poco maltratados por el tiempo y ensangrentados por los eventos, U2 sigue siendo desafiante, tan determinados como siempre a hacer música de consumo masivo que realmente importa.

Fuente: Telegraph.co.uk

Guy Oseary, ¿el mejor peor manager del mundo?

Luego de los recientes acontecimientos con la venta de tickets para los primeros shows anunciados del eXPERIENCE + INNOCENCE Tour, que incluye el gigante fracaso del Verified Fan propuesto por U2 y Ticketmaster para “luchar contra los revendedores” entre otros muchos ítems, nos preguntamos, ¿realmente Guy Oseary está a la altura de la actual banda más grande del mundo? Pues bien, ya en 2014, RevistaVanityfair.es nos daba alguna información al respecto. ¿No supimos verlo? ¿Somos nosotros muy exigentes? ¿Es el negocio de la música de estos tiempos? Saca tus propias conclusiones leyendo aquel artículo:


Guy Oseary, el mejor peor manager del mundo

Madonna, U2, Alicia Keys, Pharrell Williams, Arcade Fire, Miley Cyrus, y Nicky Minaj son algunos de los clientes del representante al que las estrellas adoran y los fans odian.

Cuando tu jefa es la controlfreak más temida de la industria de la música, pensar en tener que despertarla para decirle que su nuevo disco, cuya fecha de lanzamiento ni siquiera se había anunciado, ya estaba filtrado en la red provocaría a cualquiera un ataque de ansiedad. A cualquiera menos a Guy Oseary, claro.

Nadie sabe a ciencia cierta cómo ni cuándo le dio la noticia a Madonna el pasado 17 de diciembre, pero en lugar de ser despedido como la mayoría de sus fans pedían en las redes ante semejante desastre, que la propia artista definió como una “violación artística” y una “forma de terrorismo”; este israelí de 42 años se las ha vuelto a ingeniar para darle la vuelta a la tortilla improvisando una estrategia que, tres días después, le daba a la Reina del pop una treintena de números 1 en todo el mundo. ¿Genio incomprendido del nuevo marketing? ¿Típico caso de tipo con suerte que siempre cae de pie? Aquí te dejamos 10 momentos clave de su vida para que decidas si la carrera de este hombre es blanca, negra o una curiosa mezcla de grises.

1. ¿QUIÉN ES ESE CHICO?
Who’s That Guy… Señorito, tan fino. Who’s That Guy? Si has leído estas primeras frases entonando la famosa canción de Madonna, entonces no te descubrimos nada cuando te decimos que Guy Oseary, mal que le pese a muchos, es el único hombre de confianza de la Ciccone. Los maridos y los novios vienen y van, pero Guy, desde que comenzó a trabajar con ella cuando solo tenía 17 años en Maverick Records, el sello musical que fundó la cantante en 1992 junto a su entonces manager Frederick Demann, siempre ha seguido a su lado.

2. ¿GRACIAS?
El trabajo de Guy Oseary en aquella compañía consistía en descubrir a nuevos artistas que encajaran en el sello y supervisar tanto su lanzamiento como su posterior carrera. A su olfato empresarial le debemos la existencia de artistas como Alanis Morissette, The Prodigy y Muse, que firmaron con Maverick Records sus primeros contratos discográficos.

3. EL DUEÑO DEL CORTIJO
A pesar de vender millones de discos, Maverick entró en pérdidas a finales de los 90 y Demann negoció su salida de la compañía a cambió de 20 millones de dólares. Una renuncia que llevó a Oseary a ocupar el puesto de presidente de la misma desde 1998 hasta 2004, año en el que después de un sonado litigio entre ambas compañías, la división de discos de Maverick fue vendida totalmente a Warner Bros Records y todo su catálogo de artistas, incluida la propia Madonna, pasaron a depender del sello madre. Eso sí, Guy se quedó con el nombre por lo que pudiera pasar. Y pasó. Vaya que si pasó.

4. COLMILLOS FUERA
Con el negocio de los discos fuera de la ecuación, el resto de divisiones de Maverick siguió trabajando bajo el mandato de Guy, que centró los esfuerzos de la compañía en la producción de películas, libros y programas de televisión. De hecho, Maverick Films fue la productora que decidió adaptar al cine la saga Crepúsculo, que ha recaudado en total en todo el mundo más de 3.300 millones de dólares. Esto compensa sus incomprensibles cameos en las dos primeras películas de Los ángeles de Charlie y en la comedia Zohan: Licencia para peinar de Adam Sandler.

5. CONTRATO 360º
En 2004 Madonna no estaba demasiado contenta con su vuelta a Warner, así que lo primero que hizo fue contratar a Guy como manager para que negociara su salida de la discográfica. Tras un par de años negociando el cese de relaciones, al final no sólo consiguió su libertad, sino que Oseary además sorprendió al mundo en 2007 con un acuerdo pionero que cambió la forma de entender la industria de la música. Con la venta de discos en constante caída, Guy intuía que el directo sería la salvación de la artista, así que a cambio de 120 millones de dólares, Madonna cedió durante diez años a la promotora de conciertos Live Nation todos los derechos y gestión de sus discos, giras y merchandising. El mundo de la música está en constante movimiento, ha cambiado, y como artista y mujer de negocios tengo que moverme con ese desplazamiento, dijo la artista. Por primera vez en mi carrera, la forma en que mi música puede llegar a mis seguidores es ilimitada. Y nunca me ha gustado pensar de forma limitada, así que con esta nueva asociación las posibilidades son infinitas, indicó Madonna en un comunicado cuando se conoció la noticia. ¿Acertó? Desde luego. A pesar de las discretas ventas de su anterior disco MDNA, la gira para presentarlo fue la que más recaudó en 2012: 228 millones de dólares.

6. EL REY DE LA FIESTA Y LA CABEZA DE TURCO
Precisamente durante aquella gira Guy hizo todo lo posible para ganarse el favor de la legión de seguidores de la cantante que, año tras año, piden su cabeza por no haber gestionado bien su carrera desde que firmaron aquel acuerdo con Live Nation. Mala elección de singles, total ausencia de promoción e incapacidad para frenar las constantes filtraciones son algunos de los errores que le echan en cara cada vez que Guy asoma la patita por su cuenta oficial de Twitter. Vamos, que de nada sirvieron aquellas charlas con los fans en cada parada de la gira y los accesos a una zona VIP en frente del escenario que les regalaba antes de abrir las puertas del estadio, porque cuando el paquete de demos inéditas se filtró la semana pasada, lo único que podía leerse en los foros dedicados a Madonna era “¿Dónde está Guy para explicarnos qué ha pasado?”.

7. UN BEYONCÉ MAL ENTENDIDO
28 de noviembre de 2014. Aparecen en la red “Rebel Heart” y “Wash All Over Me”, primeras dos canciones completas del esperado nuevo disco de Madonna sin entonces fecha de publicación anunciada. La única reacción de Guy para apagar el fuego es pedir en Twitter ayuda para encontrar al responsable de la filtración. 17 de diciembre de 2014. Aparecen en la red otras 11 demos completas y el silencio es su única respuesta. Nadie entiende nada. 20 de diciembre de 2014. Sábado de resaca tras las cenas de empresa navideñas y Madonna pone a la venta sin avisar seis canciones terminadas del disco para frenar el desastre. El peor día del año para hacerse este Beyoncé a medias. Los planes de promoción del disco ya no sirven para nada y toca improvisar nueva estrategia. A pesar de todo, los fans las compran y elevan a la cantante al número 1 en 29 países. Hoy, Guy sigue sin dar explicaciones y solo se limita a retuitear mensajes de fans alabando los nuevos temas. ¿Para que sirve Guy?

8. U2, QUIERAS O NO QUIERAS
Esconderse quizá solo sea su manera de lidiar con las críticas después de la que le cayó cuando Apple descargó sin avisar en el iTunes de todos sus clientes Songs Of Innocence, el último álbum de U2. Era el resultado de un acuerdo que Guy había firmado con la compañía de la manzana para promocionar el nuevo lanzamiento del grupo, al que también representa desde 2013. ¿Su intención? Demostrar una vez más que los discos hoy solo son la excusa para vender giras. Sí, Apple tuvo que publicar una página explicando cómo borrar el disco de los ordenadores y Guy se ganó una nueva legión de haters, pero si quieres comprar una entrada para los conciertos que los irlandeses darán en Barcelona en octubre, tendrás que pagar mínimo 495 euros en la reventa oficial. Están todas agotadas.

9. ¿EL PRÓXIMO STEVE JOBS?
Pero el imperio Oseary no se acaba en la música. En su afán para encontrar nuevas plataformas en las que explotar el trabajo de sus representados, fundó A-Grade, un fondo de inversión en el que tiene como socios a Ashton Kutcher y al multimillonario Ron Burkle para financiar la expansión de startups como Uber, Spotify y Soundcloud.

10. TODOS QUIEREN A GUY
La visión de los fans y los artistas sobre el trabajo de Guy Oseary es tan diferente que mientras que los primeros le odian, los segundos se mueren por tenerle de representante. Además de Madonna y U2, Alicia Keys también ha contratado sus servicios para relanzar su carrera. Es más, Guy está tan bien considerado en la industria que incluso ha convencido a una élite de managers para que se apunten a Maverick Managment, su nueva aventura con Live Nation. ¿Su objetivo? Juntar fuerzas y experiencias que generen más beneficios a sus representados y, por extensión a ellos mismos. En este grupo encontramos a gente como Clarence Spalding, Larry Rudolph, Gee Roberson, Scott Rodger, Cortez Bryant, Adam Leber y Caron Veazey, profesionales que tienen bajo su paraguas a artistas como Pharrell Williams, Paul McCartney, Arcade Fire, Miley Cyrus, Britney Spears, Lil Wayne y Nicki Minaj entre otros. ¿Quién tiene razón?

El manager de U2, Guy Oseary, responde a las preocupaciones de los fans con respecto a las preventas para el #U2eiTour

A última del martes, el manager de U2, Guy Oseary, envió una respuesta formal sobre las preocupaciones acerca de las preventas de tickets para el eXPERIENCE + iNNOCENCE Tour. Un grupo de fans de todo el mundo, muchos de ellos colaboradores o dueños de fansites, presentaron estas cuestiones a U2 y su management el viernes pasado en una carta donde se abordaba, entre otras cosas, cómo los códigos de preventa fueron distribuidos, cómo se asignaron los tickets en las preventas y la percepción acerca de la falta de transparencia sobre el proceso de preventa de tickets.

Para ser transparentes con nuestros lectores, los fans y fansites involucrados en el proceso se presentan a continuación tanto nuestra carta a U2/Management como la respuesta de Guy Oseary. Ambas se comparten en su totalidad.


Carta a U2/Management:

Dear Adam, Bono, Edge and Larry,

We write to you today on behalf of your many fans who are troubled by their experiences during the November 14 and November 15 presales for the 2018 eXPERIENCE and iNNOCENCE Tour.

While we don’t expect you to know the minutiae of what transpired, we feel it is important that you are aware of the aftermath.

For years, one of the most coveted benefits of membership in the official U2 fan club (i.e., a paid subscription to U2.com) has been the access it affords subscribers to ticket presales during touring years. While subscribers know the special presale codes they receive do not guarantee them tickets, they always have understood the codes to guarantee them a shot at buying tickets. In the days leading up to the presales this week, U2.com reassured subscribers they would be at the front of the queue and first in line when it comes to ticketing presales.

Unfortunately for everyone, that proved not to be entirely true.

Many fans learned (some of them after presales had begun) they would not receive special presale codes, that their subscriptions made them eligible to receive an invitation to the U2.com Subscriber Presale— i.e., that their subscription effectively only bought them entry to a lottery for the chance to buy tickets. As a result, more than a few subscribers—including decades-long fan club members dating back to the early days of Propaganda—were shut out of the presales and as yet have been unable to purchase tickets for the 2018 tour.

Please understand this goes beyond fans' disappointed about not getting tickets. Because these developments contradicted information provided by U2.com, many felt blindsided and have expressed dismay about a perceived lack of transparency in the presale process.

There were a number of problematic issues with the presales, all of which we have documented extensively and can make available to you. Most, if not all, relate to actions by Live Nation/U2.com and Ticketmaster. They include:

· The rescinding of presale access. Many fan club members received emails from the U2.com team confirming their registration for the presales and telling them to expect presale codes to arrive by text, only to receive a second email hours later rescinding the first and informing them they would not be receiving an access code (i.e., they would not be able to participate in that presale).

· Inconsistent, incomplete, and/or contradictory information. In communication with subscribers, the language used to describe presales before they began was imprecise and confusing. At no point leading up to the presales were paid subscribers told (explicitly or otherwise) that they would be entered into a lottery or pool to determine access to ticket presales—a significant change to historical subscription benefits. Subscribers who contacted customer service representatives seeking clarity about the terms of the presales—before, during, and after they took place—received information that was, at best, unsatisfactory. Customer service reps gave different, sometimes contradictory answers to questions, and offered inconsistent resolution options to subscribers.

· Delays in issuing codes. Some subscribers received their access codes only after presales had begun—in some cases up to 48 hours later—when ticket inventory was depleted, or gone.

· Confusion about subscription renewals and Verified Fan. Information about ticket presales posted on Oct. 31 and Nov. 1 led to much confusion amongst subscribers. The Verified Fan process was introduced but never actually explained to subscribers who were left to their own devices to find information about what it is and why it was being used for presales. Some found having to share personal data as a requirement for presale access off-putting—even more so when, after parting with their data, they were shut out of presales because their access codes never arrived or arrived too late.

· Ticket allocation. Many fans have raised concerns about the seeming disparity between the ticket limits imposed for U2.com subscriber presales (2 tickets) and those imposed on cardholders in the CITI presale (4 tickets). For example, restricting subscribers to a single pair of tickets makes it nearly impossible for families to see your shows together. Additionally, GA tickets were unavailable for many in the Nov. 15 (Innocence) presale, but were available the next day in the CITI presale.

The Verified Fan process has been invoked to keep tickets in the hands of real fans— a noble goal that we support. And yet, when exorbitantly marked-up tickets show up on resale sites anyway—StubHub actually emailed its members with instructions for how to sell their U2 tickets and the show markets with the highest demand—we question its efficacy.

We know that music is a business. You have the absolute right to conduct it in any way you choose. But as U2 fans, we believe we’re more to you than just a business. We’re a tribe— your tribe—a community, a church without walls built upon trust and loyalty. You’ve earned ours, and we’ve earned yours over these many years. At the moment, many in our tribe feel mistreated. They are hurting.

We are as sure this was not your intention as we are that you will find a way to correct the system and make it right. We would be happy to collaborate with you to find a resolution. A final word of thanks to Guy Oseary for his recent direct outreach to affected fans. It is greatly appreciated.

Sincerely,

AJ (U2Songs.Com)
André Axver (U2Gigs)
Andrew Smith (Interference.com)
Angelo D'Arezzo (U2NewsIT/U2360GRADI.IT)
Antoine B. (U2achtung)
Beth Nabi (U2 Tattoo Project)
Brad (U2songs.com)
Carl (U2Songs.com)
Chris (atu2.com)
Claudia Espinosa (U2.com 2004–2015)
Davide (U2start.com)
Don (U2Songs.com)
Christoph Beller (U2tour.de)
Eleonora Pisoni (U2Place.com)
Ezequiel (U2News Argentina)
Fernando (U2Valencia.com & Vertigo Radio)
Gerard (U2start.com)
Harry (U2Songs.com)
Hans Becker (U2tour.de)
Javi (U2Valencia.com & Vertigo Radio)
John Noble (U2.Com/Zootopia Community Manager)
Joyce (U2start.com)
Jo D. (U2Achtung)
Jose Manuel (U2Valencia.com & Vertigo Radio)
Judith T. (U2Achtung)
Mark Baker (@U2Brothr)
María José (U2Valencia.com & Vertigo Radio)
Matt McGee (atu2.com)
Matthias Mühlbradt (U2Gigs)
Matthew Atkin (U2Gigs)
Max Tsukino (U2.com / Zootopia Community Moderator)
Michelle Johnson (U2.com/Zootopia Community Moderator)
Nicole (U2start.com)
Oliver Zimmer (U2tour.de)
Pancho (U2Chile.net)
Paul (U2start.com)
Pere (U2Valencia.com & Vertigo Radio)
Raul (U2Valencia.com & Vertigo Radio)
Régis Clad63 B. (U2achtung)
Remy (U2start.com)
Roberto Robles (u2mexico.com)
Rodrigo (@U2Uruguay)
Rudy (U2place.com and team)
Sabine Schieweck (U2tour.de)
Sergio (U2start.com)
Sherry Lawrence (atu2.com)
Tassoula K. (atu2.com)
Team of U2EastLink (U2EastLink.com)
Tim (U2start.com)
Tim Neufeld (atu2.com)
Veronica Salazar (U2mexico.com)


Respuesta de Guy Oseary:

Dear John and everyone that worked on putting together a very helpful overview of thoughts and questions..
thank you for getting in touch with me and the management team, I appreciate this line of communication..

As mentioned before, this ‘Verified Fan’ process is about ensuring real fans get tickets and not scalpers or bots. This has never been attempted at such scale. We have learned a lot thru this process.

I’m going to try and address the key issues you’ve raised one by one but first up, as you’ve seen, a series of second dates in many North American cities were announced earlier today and any verified subscribers who’ve not yet used their presale codes will be able to enter presales for those shows. More than a few people were frustrated with their experience last week and ended up with no tickets - this is a small compensation, a second chance to enter the presale.

Ahead of day 1 of the presale longtime subscribers were sent an email confirming that they were ‘verified’ and this was followed by a text message with the code they needed in order to take part in the presale. It was a smooth process for these people and they got the tickets they wanted. A group of legitimate subscribers got caught up with the emails of some ‘bad actors’ ( ie brokers, scalpers etc) and they received an email rescinding verification. This was down to an algorithm error and as soon as it was discovered these names were researched individually, multiple known brokers removed and then the text message with presale code was sent to this group. Unfortunately because of the time this took, they received their code later and their choice of ticket was reduced in some venues. Since then we’ve reached out individually to several hundred people with information on how they can get the tickets they need and that work continues.

The letter mentions ‘inconsistent, incomplete and/or contradictory information’ and I’ve looked into this. Some subscribers, who contacted Customer Services when their code hadn’t arrived, were told that the Verified Fan programme has a ‘lottery’ element and doesn’t offer a guarantee of participation in the presale. This was erroneous information coming from some CS people who seem to have confused our Verified Fan programme for the e&i tour with those of other artists.There is no lottery element. Once a subscriber has filled out the verification details and the Setup Complete form turns GREEN, the verification process kicks in and as soon as someone is verified they are automatically emailed. Subscribers are sent emails confirming verification status the night before presales begin. Everyone verified gets the presale code, it’s not a lottery.

As this algorithm was imperfect (see above) more data has now been added to improve it but when someone is flagged in this process as a broker, we will now build in more time for them to be individually reviewed by a real living human being so we can be certain this isn’t flawed information. We want to be absolutely sure the process of verification does not inadvertently eliminate genuine subscribers in the process of eliminating scalpers. If and when genuine subscribers don’t get the verification email and code, they can contact us and we will work to quickly get them a code.

There wasn’t any delay in the issuing of codes, except the group I mentioned above. The Verified ‘experience’ group of longtime subscribers was messaged with codes 2-4 hours before the day 1 presale and the ‘innocence’ group 2-4 hours before the day 2 presale. It’s possible that not everyone realised that in the process of verification, the ‘Setup Complete’ form turning green is when the process of confirmation begins. Only when an email arrives confirming verification is the process complete, triggering the unique code to be sent by text. Multiple emails explaining the verification process were issued but we’re now explaining this process more clearly in case it was the cause of any confusion.

Finally the letter raises the question of ticket allocation and the U2.com subscriber allocation being two tickets while the CITI presale offered four. Two is what we have always offered when the band are playing indoors in arenas with smaller capacities and what we wanted to do this time was ensure that subscribers were FIRST in line for presales which they have been. Meantime everyone is working tirelessly to reach any subscriber who hasn’t yet got the tickets they were after last week, and with these new shows being added hopefully everyone will be taken care of in the next few days.

I really value the wisdom and insight that the group of you have brought to this process and would like to suggest that through John we set up a mechanism so that every so often we can convene around a band-related subject. Maybe we can get your take on a new idea or fans can offer their thoughts/suggestions on a route management might like to consider. It would be good if something positive came out of this - and thanks again for your support for the band.

Sincerely, Guy


Bono habla sobre la muerte, los impuestos y su disco nuevo Songs Of Experience

El disco nuevo de U2 es una obsesión por la muerte – pero es un éxito. Bono, bajo fuego por sus asuntos impositivo, responde a sus críticos y tiene cosas sinceras para decir acerca de su familia, también. Por Jonathan Dean.

Recientemente, Bono ha estado preocupado acerca de cómo será recordado cuando muera. “La pérdida de David Bowie me afectó profundamente,” dice. “Y Leonard Cohen, a quien no conocía tan bien como a David, pero conocía a Leonard.” Ambos cantantes recibieron vibrantes despedidas, y los tributos fueron 99% positivos. Eso no sucederá para Bono.

“En tu funeral, nadie habla acerca de tus logros,” dice con tristeza. “Hablan acerca de si fue divertido o no. ¿Fue agradable con sus hijos? Así que me estoy alejando de preocuparme mucho acerca del legado, en lo que respecta a U2 o a mi propio trabajo, para estar más preocupado por lo que mis hijos y amigos piensan de mi.”

Me encontré con Bono en San Pablo el mes pasado en la terraza de su hotel, el día anterior a otro recorrido por el disco clásico de la banda, The Joshua Tree, para su gira de 2017. Una mujer en la audiencia se desmayó. Modelos posan para selfies. Owen Wilson estaba ahí, con unos atrevidos pantalones floreados, cantando con su triste corazón abierto “With Or Without You”. Cuatro hombres aporreaban al cielo nocturno cada vez que U2 tocaba un hit, que fueron muchos.

Cuando le mencioné a Bono esos cuatro hombres, preguntó si me había encontrado con Javier Bardem. Así es como su conversación siguió, una avalancha verbal a través de “Quién es quién”. Bardem, explica, es un “campeón del air drummer”. Tira nombres todo el tiempo, desde “el Macca” a su “amiga muy cercana” Dena Dunham. “La foto de abajo fue tomada por la supermodelo Helena Christensen. También tiene un directorio telefónico desordenado y una memoria desordenada, también: las respuestas llegan, pero nos toma una era en llegar. Vestido de pies a cabeza de negro y gafas polarizadas, es como si estuviera preservado, no como el punk de hace 37 años, sino como el dios del rock pavoneándose y haciendo las delicias de los 90. Está como viviendo y respirando taxidermia.


Hombre de experiencia: Adam Clayton, Bono, Edge y Larry Mullen de gira en Brasil (Foto: Helena Christensen)

Dos semanas después de encontrarme con Bono, la bomba de los Paradise Papers cayó. Fue nombrado en ellos por usar una “firma con base en Malta para invertir en un centro comercial lituano.” Fue una acusación de evasión de impuestos contra el chico del póster por los moralizadores súper ricos.

Su vocera insistió en que no había delito, pero aun está etiquetado como un hipócrita. Le escribí por e-mail para preguntarle cómo se sintió con eso. “Creo totalmente en la transparencia y no tengo interés en que mis inversiones esté ocultas, en Lituania, Malta o donde sea,” respondió. “Esta inversión fue en 2006, y mi nombre ha estado visible para las autoridades relevantes.” Agregó que fue parte de un impulso de 2013 de dar acceso a la prensa de quién posee qué y dónde. “No quería entonces, y tampoco ahora, ser cómplice de un sistema que está fuera de control en términos de su oscuridad. Creo que puedes ser un inversor, así como también un activista – no tiene nada de malo en ser alguien que cause problemas.”

Un intento de salvar el prestigio, entonces, es por eso que el legado de Bono está lejos de ser seguro. Para los que no son fans se lo ve como un santurrón de dos caras. A los fans, francamente, no les importa. U2 ha tocado para 2.7 millones de personas en la gira de este año, y su popularidad y mega riqueza significó que ellos (y yo) huyeran del estadio de San Pablo con una escolta policial, a un hotel exclusivo que habían cerrado para su equipo y entorno. Cuando arribamos, de alguna manera el bajista Adam Clayton ya se estaba paseando por el vestíbulo con un kimono suelto.

Bono no se ayuda a sí mismo, pero hay que admitir que su ganancia de dinero va bien. El ejercicio de su marca (RED), por ejemplo, ha producido más de 465 millones de dólares para el trabajo contra el SIDA en África. Algunos de sus impuestos podrían haberse evitado, claro, pero con la otra mano, distribuye fondos para las causas necesitadas. Es utilitarismo matemático para molestar a Jeremy Bentham por meses.

Sin embargo, sin importar lo molesto que pueda estar Bono, he conocido a suficientes personas desesperadas por desestimar todo su trabajo solo porque odiaron ese momento en el que un disco no querido de U2 apareció en sus iTunes. “Pretendí en el pasado que eso no hería mis sentimientos, pero hubiera podido,” dice cuando se le pregunta sobre la percepción pública de él y su banda. “Pero no creo que le moleste a nadie más.”

Es revelador, entonces, que encontré a Bono frágil de cerca. En el escenario, es cualquier cosa, pero aun desde las grietas en su voz a las historias grabadas en su piel, llena todos sus 57 años. Nuestra reunión ocurrió antes de que se publicaran los Paradise Papers, pero ya parecía espiado. No estaba sorprendido. Hay pistas de su estado de ánimo en Songs Of Experience, el inminente disco de U2, su 14º, que tiene canciones compuestas para aquellos de los cuales más se preocupa: su esposa, Ali; sus cuatro hijos; Jesús. Son las letras oscuras, llenas de alusiones a la muerte, las que perduran.

“He tenido algunos intentos de golpes de gracia,” admite Bono, casi como con un susurro durante mucho de la entrevista. Un serio accidente de bicicleta en 2014 fue ampliamente reportado, seguido por las muertes de Bowie y Cohen. ¿Fueron eso los dichos golpes?

“No, hubo algunas cosas, pero no voy a entrar en detalles,” dice, antes de detenerse, pensar, recuperarse nuevamente. Hace esto mucho. “Todo el mundo tiene un roce con la mortalidad, y no quiero entrar en modo telenovela, pero dije, ‘Está bien, puede que no sea indestructible’.” Asiente cuando sugiero que fue una llamada de atención. “Un momento para parar y, en esa pausa, pensé, ‘Voy a ver la mortalidad y cómo afecta la manera de ver a mi familia, amigos y fe’.”

A este punto, esta sorprendente línea en la terrífica “Light Of Home” – “Oh, Jesús, si aun soy tu amigo” – es difícil de ignorar. ¿El roce de Bono con la muerte lo alejó de Dios? “Mi curiosidad me lleva a lugares peligrosos, y he sido indiferente al respecto,” admite. “En parte por mi fe, pero luego sentí que la fe está fuera del alcance. Fue en la última Navidad, y me sorprendió. La creencia es absurda, pero la tengo, y pensé, ‘¡Estoy teniendo miedo!’”

“Fue nuevo, y me di cuenta que no quería morir. Quiero pasar tiempo con mis chicos. Hay canciones que quiero escribir, cosas para las que puedo ser útil. Entonces, cuando admití mi miedo, mi fe retornó.”


Poder de permanencia: U2 en 1984 (Foto: SIPA PRESS/REX/SHUTTERSTOCK)

U2 nunca ha sido una banda sutil, ni ha pretendido serlo. El rugido y la furia de hits de los 80 como “I Will Follow” aun siguen en pie, aunque su poder musical se volvió más parco después de Achtung Baby (1991), con su fuerte humor y experimentación sónica. Para el vertiginoso “Vertigo” de 2004, los cuatro de Dublín se habían vuelto la banda más grande del planeta, pero su música se había vuelto más vaga y con rellenos épicos. Songs Of Experience es un regreso muy fuerte. Con la escurridiza guitarra de Edge, es lo más simple que ha sido durante años.

“Tienes que ver la lujuria del rock progresivo,” dice sonriendo Bono, mientras cita Tapestry de Carole King y me canta una de sus nuevas canciones como si fuera una balada de piano de ese disco. El actual sonido de la banda, entonces, es optimista, pero a menudo Bono suena perdido. Tristemente, en algún punto, canta: “El final está aquí.”

No solo es su apocalipsis personal al que se dirige después de todo; y al abordar al reciente apocalipsis liberal, su franqueza está realmente en su rostro. Toma “The Blackout”, un pistoletazo militar con la línea “La democracia está de espaldas,” seguido por: “¿Es este un evento de extinción?” Es tan sutil como quemar una efigie de Trump. Este verano, un show de U2 en St Louis fue cancelado a causas de disturbios raciales. ¿Cómo Bono, un neoyorquino a tiempo parcial, siente el país que lo afectó cuando era un niño en Dublín lo cambió en 2016?

“La gente está actuando como si algo hubiera muerto,” dice. “Es dolor. La muerte de la inocencia. Y mi ángulo es, ‘¡Bien!’ Ahora puedes comenzar. Porque vivíamos con la idea de que las cosas se volverían más justas. Los derechos de las mujeres. Los derechos de los homosexuales. Simplemente estaba sucediendo. Entonces se detuvo.”

¿Fue la complacencia? “Sí,” dice enfáticamente. “La gente creyó en la evolución espiritual por sus propios medios, pero no hay evidencia para eso.”

En febrero, en su segundo trabajo como un filántropo, Bono fue criticado por una sesión fotográfica con el vicepresidente Mike Pence. No ayudó el hecho que elogió al político por “ir al grano”, incluso si Bono insiste en que no se refería en ese día, después de un vuelo nocturno, a las actividades en general de la nueva administración. De cualquier manera, la reunión fue extraña. El esfuerzo de Pence por una “mordaza global” corta la ayuda a las mismas mujeres en pobreza que la campaña Poverty Is Sexist que Bono busca ayudar. ¿Por qué diablos conocerlo?

“Mike Pence es una persona en la que creo que puedo trabajar,” dice Bono. “Puedo no estar de acuerdo con él, pero creo en él cuando habla. Tengo simpatía por los idealistas. Si puedes ampliar la apertura de ese idealismo, son capaces de apasionarse, digamos, por el medio ambiente o la gente pobre. Y los liberales deben tener cuidado con la atroz despreocupación de la gente que tiene opiniones completamente conservadoras.”

Una reunión con Trump, sin embargo, no está en las cartas. “No puedo reunirme con él porque no dice la verdad. Tengo buenos amigos en el Partido Republicano… Terminarán en lágrimas, y la gente se verá avergonzada de que la Oficina Oval se convirtiera en la WWE.”

Como un Forrest Gump con agallas, Bono se ha reunido con la mayoría de los políticos más importantes de su era. Algunas relaciones fuertes seguirán siendo así. Acerca de Aung San Suu Kyi, sin embargo – por quien U2 escribió una canción – me dijo: “Hasta que no le hable, no quiero decir mucho [sobre la crisis de Rohingya].” Esperaba llamarla por teléfono y que volviera a mi con un resumen de su postura, pero ella no aceptó su pedido de una llamada, lo que llevó a una declaración de la banda sobre mentes explotadas y corazones rotos. Cuando habla sobre ella, sin embargo, o de Estados Unidos, o de sus esperanzas frustradas después de la Primavera Árabe, está claro que mucho por lo que luchaba se derrumba a su alrededor.


Gracias, Twickenham: el concierto en Londres del The Joshua Tree Tour 2017 (Foto: Danny North)

Menciona una cita del activista Wael Ghonim: “El poder de la gente es mucho más fuerte que la gente en el poder.” Es hermosa, dice. Su voz tiembla. “Resultó no ser cierto.”

Al día siguiente, en la habitación de Edge, el segundo U2 más famoso está usando su gorro reglamentario y toca una guitarra eléctrica frente a la TV. Es un estudio portátil. Alegre y recio, ¿ha estado preocupado por Bono últimamente?

“Sí,” dice solemnemente. “Cuando tu amigo pasa por un trauma que pudo haber sido fatal, por supuesto que estás preocupado. Claramente, estamos en una edad donde tenemos que pensar acerca de nuestro bienestar, porque cuando ves a tanta gente – no mucho más viejo – simplemente muriendo, es como, OK…” Se detiene. “Empiezas a ponerte los cinturones de seguridad por primera vez.”

Acerca de Songs Of Experience, Edge dice “la simplicidad es donde está la música” ahora, y ofrece al disperso disco Anti de Rihanna como inspiración. “Es tenso,” dice del disco nuevo. “No hay ideas a medio terminar.” Tiene razón: los temas son mucho más probados que programados. Por eso las letras se presentan en un escrutinio minucioso. Una canción, “You’re The Best Thing About Me”, acerca de Ali, la esposa de Bono desde 1982, tiene una coda colorida de “¿Por qué me estoy yendo?”

¡Eso va a causar titulares! ¿Está preparado? “Lo estoy,” dice el cantante. “Pero nunca quise hacerle a Ali el flaco favor de una canción sentimental, así que en lugar de eso escribí una crisis de mediana edad. Es un retrato de un idiota.” Continúa explicando que tuvo una pesadilla en la que dejaba a su familia. “Me desperté llorando. Fui a la cocina y dije, ‘Ah, pobre mascota. Y te fuiste, ¿verdad?’ Me burlo bastante en casa.”

Bono, tengo que admitir, es dulce cuando habla acerca del hogar. Ahí es donde, en sus hijas Eve and Jordan, ve esperanza para el mundo. “¡Sal del maldito camino!” Gruñe aprobatoriamente por una lucha unida que ve en las mujeres ahora, con marchas y movimientos recientes. “Es el cambio más importante, la marea creciente para levantar a todos los barcos – mujeres.”

Como una señal de actitudes cambiantes, Irlanda tiene previsto celebrar un referéndum sobre el aborto. “Mis hijas están muy involucrados,” dice acerca de la votación, planeada para el próximo año. “Pero decirles a las mujeres lo que tienen que hacer con sus cuerpos es inaceptable, y creo que los irlandeses lo saben.” ¿Hará que su voz se escuche más cerca de ese momento? “No lo se,” dice. “Puede que no quieran mi pancarta ahí. ‘Está bien, Bono. ¡Nos encargamos de esta!’”

Sonríe. Es mucho más consciente del crédito que le dan los críticos y satíricos. De vuelta al disco debut de U2, Boy, Bono cantó: “Sentí que el mundo podría llegar lejos / Si escucharon / Lo que dije.” Supongo que ha sido arrogante desde los 20 años. Le parece gracioso, diciendo que la línea es “de un humor encantador y nostálgico – ese es uno de los mejores discos debut… que alguna vez hicimos.” Sonríe, pensando de nuevo en esa jactancia profética de una línea. “Sí,” dice, levantando la ceja. “¿Cómo estamos en ese proyecto?”

La terraza se llenó de aficionados. Algunos tratan de darle a Bono una canasta de productos lácteos hechos por las mujeres brasileñas oprimidas, mientras un fan con un tatuaje de U2 realmente quiere que vea su brazo. Estas personas llorarán cuando muera, pero ¿cuál será su legado más amplio? ¿La estrella que llena estadios que ayudó a los enfermos y pobres, o “ese hipócrita” que le dijo a la gente cómo comportarse? Algo divisivo para tiempos divididos.

Noel versus Bono

El mes pasado, Noel Gallagher me contó una gran historia sobre salir con Bono. Tiene a la casa de Bono, un discurso del presidente irlandés, un avión privado, París y Gallagher prendiendo su TV para ver a Bono hablando con el Presidente Macron. “Lo leí,” dice Bono, sonriendo. Gallagher dijo que la sesión de tres días lo dejo arruinado. “Bueno,” dice Bono, “Noel es irlandés en todas las maneras más inspiradoras, pero está perdiendo eso que llamamos ‘hollow leg’ [Frase usada para denominar un depósito imaginario para alguien que se excede en alcohol sin mostrar signos de efecto]. Realmente no bebe tanto. ¡Yo pensé que era un día tranquilo!” Sobre Gallagher: ¿Le gustará que lo llamen liviano?

Fuente: TheTimes.co.uk

Comunicado sobre la preventa del #U2eiTour con una primera respuesta de Guy Oseary


El viernes 17 de noviembre, un grupo de alrededor de algo más de 30 fans de todo el mundo, muchos de ellos colaboradores o dueños de fansites de U2, nos contactamos con U2 y su management para informar la preocupación que muchos fans hemos expresado desde que la preventa se inició el martes pasado.

Con el máximo respeto y admiración para con los miembros de U2, confiamos plenamente que la banda ayudará a corregir la situación.

En anticipación a esta comunicación, el manager de U2, Guy Oseary, compartió esta declaración y nos invitó a publicarlo online para que los fans lo lean:

“Soy fan de U2 primero, segundo su mánager…
Siempre considero la experiencia del fan en todo lo que hacemos…
Es por eso que estoy decepcionado de oír que algunos de los suscriptores de U2.com han tenido problemas para obtener tickets en esta semana de preventa.
En ventas previas de tickets muchos de ellos fueron recogidos por bots y revendedores, así que esta vez, por primera vez, hemos estado trabajando con el sistema Verified Fan, para asegurarnos que los fans genuinos obtengan los tickets. Para la mayoría de los suscriptores ha sido limpio y simple, consiguieron los tickets que quisieron en las preventas. Pero nos importa cada uno de los miembros del fan club… y es frustrante escuchar que este proceso no ha sido satisfactorio para algunos.
Estamos estudiando esto muy de cerca con el equipo y trabajando en soluciones donde podamos. Los mantendremos informados.”



La próxima gira podría pasar a estadios abiertos en algún momento

Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen Jr volverán a la ruta el próximo año para presentar su 14º disco de estudio Songs Of Experience, que verá la luz el próximo mes.

Y en la charla con periodistas previa a la presentación para MTV en Trafalgar Square de Londres, los muchachos revelaron que estarán tocando otro concierto en Irlanda el próximo año, solo a meses de su enorme concierto en Croke Park de Dublín de este año.

Edge dijo: “Vamos a tocar en casa. Estamos buscando algunas opciones diferentes. La producción es bastante grande, por lo que estamos evaluando todas nuestras opciones, pero nos volverán a ver en Irlanda. Empezamos la gira en estadios cerrados y eso nos restringe, pero quién sabe.”

Agregó: “Podríamos llevarlo a estadios abiertos en algún momento y eso nos abriría las puertas, lo que sería fantástico.”

Fuente: IrishMirror.ie

The Edge entiende el enojo acerca de los Paradise Papers

La crítica a Bono es inevitable, dice el guitarrista de U2; a veces la banda “no tiene suficiente apoyo”

El guitarrista de U2 ha dicho que la crítica a Bono por los Paradise Papers y las revelaciones que usó una compañía con base en Malta para invertir en un centro comercial de Lituania fue inevitable y que a veces la banda “no tiene el suficiente apoyo.”

Hablando con la prensa poco antes del concierto de la banda en Trafalgar Square, Londres, organizado por MTV, dijo que el problema es complejo.

“Es algo complicado,” dijo en respuesta a la pregunta sobre si Bono fue tratado injustamente acerca de las recientes revelaciones del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

“Somos personas ricas, podrías decir que eso viene con nuestro lugar. Somos de alto perfil, a veces puedes sentirte un poco sobrecargado, a veces te sientes como que no tenemos suficiente apoyo.”

“Abogados involucrados”

“Entendemos por qué la gente está enojada con el sistema tal como es, definitivamente necesita una revisión. Es algo complejo, no es como si una nación pueda hacerlo por su cuenta… desafortunadamente, hay muchas imprecisiones en lo inicialmente reportado y en este momento hay abogados involucrados, así que veremos cómo termina resultando.”

The Edge, también, habló acerca del sentimiento anti-Trump en algunas de las canciones del tan esperado disco nuevo, Songs Of Experience. “Sentimos que ignorarlo sería simplemente extraño – estas son las cosas que nos importan profundamente. La gente esperaría de nosotros que diéramos un paso al frente,” dijo.

“La democracia, a veces, nos arroja resultados sorpresivos, tienes que aceptar los resultados… en términos de valores e ideales diferimos de manera fundamental de lo que el presidente Trump plantea, y los sentimientos que está presentando y de los que busca obtener apoyo, son políticas de miedo del tipo más cínico.”

“No queremos necesariamente quedar atrapados en la resistencia a su presidencia… queremos seguir adelante. Nos sentimos bien para enfrentarlo en ciertos niveles, pero vamos a seguir avanzando en lo que creemos.”

Amapola del Recuerdo

The Edge estaba hablando con los periodistas junto a Adam Clayton en el Trafalgar Hotel en Londres antes del concierto. El guitarrista estaba usando la amapola del recuerdo (poppy badge) en su solapa que marca el Día del Armisticio en Gran Bretaña, que es justamente el 11 de noviembre.

Este domingo por la noche, la banda estará recibiendo el premio Global Icon de MTV en la ceremonia de los MTV Europe Awards en Wembley. Premio recibido anteriormente por Queen y Whitney Houston, entre otros.

Anoche tocaron ocho canciones para 7 mil personas que obtuvieron sus tickets gratuitamente en un sorteo. Dos de esas canciones serán pasadas durante el evento de premiación.

El setlist completo del show fue:

  1. Sunday Bloody Sunday
  2. Pride (In The Name Of Love)
  3. Get Out Of Your Own Way
  4. You're The Best Thing About Me
  5. Beautiful Day
  6. Elevation
  7. Vertigo
  8. One
  9. Get Out Of Your Own Way (para filmar el video de la canción)

Fuente: IrishTimes.com

U2 pide a San Suu Kyi que ponga fin a la violencia contra los rohinyás

El grupo irlandés U2 pidió hoy a la líder birmana, Aung San Suu Kyi, que luche contra la violencia de las fuerzas de seguridad de su país para poner fin a las terribles atrocidades cometidas contra los musulmanes rohinyás.

En un comunicado divulgado hoy, los músicos, liderados por Bono, afirman que intentaron sin éxito ponerse varias veces en contacto con la nobel de la Paz para pedirle que frene la violencia contra los rohinyás, que se han visto obligados a huir a Bangladesh.

Queríamos hablar con ella esta semana, pero parece que este llamado ahora no se concretará, dice U2, y agrega que la violencia y el terror contra la población rohinyá suponen terribles atrocidades y hay que detenerlas.

Como dijo Martin Luther King: la última tragedia no es la opresión y la crueldad por parte de gente mala sino el silencio por parte de la gente buena. El tiempo ya ha pasado para que ella sea firme y hable, subraya la nota del grupo de rock.

También creemos -añade- que no podemos dirigir nuestro enfado solo en su dirección. También están las manos de quienes llevan a cabo la violencia.

Aung San Suu Kyi ha sido centro de las críticas de organizaciones internacionales por no condenar las medidas de las fuerzas de seguridad de su país contra esta población musulmana.

Desde el estallido de la violencia el pasado agosto, más de 600.000 miembros de esta minoría musulmana han llegado a Bangladesh.

La crisis de los rohinyás comenzó el 25 de agosto, tras un ataque de un grupo insurgente de esta comunidad musulmana contra instalaciones policiales y militares en el estado birmano de Rakáin, en el oeste del país, una acción que fue respondida por el ejército con una campaña de represión que aún continúa.

Fuente: ElDiario.es

U2 en MTV Europe's Pre-EMA Party

Fecha: 11/11/2017
Recinto: Trafalgar Square
Ciudad: Londres
País: Reino Unido

Listado de temas:

  1. Sunday Bloody Sunday
  2. Pride (In The Name Of Love)
  3. Get Out Of Your Own Way
  4. You're The Best Thing About Me
  5. Beautiful Day
  6. Elevation
  7. Vertigo
  8. One
  9. Get Out Of Your Own Way (para filmar el video de la canción)